Polinesia, extraño paraíso

Nuestros días en el paraíso se han terminado, cuando publiquemos esta entrada supongo que ya estaremos en la caravana que nos servirá de refugio durante 2 meses en tierras australes; pero ahora mismo estamos tirados en la cama de Chez Lola pasando el tiempo.

Supongo que muchos nos llegaréis a insultar por lo que vamos a escribir, pero el paraíso tampoco es tan paraíso como parece; a no ser, eso sí, que vengas con los bolsillos muuuuuuuuy cargados de francos polinesios (los cuales, por cierto, son tan bonitos que dan ganas de coleccionarlos).

Tras nuestro reparador sueñecito en el suelo del aeropuerto, llegamos al camping Chez Nelson. No tenía mala pinta a primera vista: la habitación era decente, los lavabos estaban bien y estabamos a la orilla de una de esas playas de postal, arrecife por aquí, aguas critalinas por allí,  Nemos un poco más allá y tiburones aún más para allí. Vamos, de película. El problema llegó al entrar en la cocina comunal. Aquello no conocía ni el Fairy, ni la lejía Conejo ni siquiera el jabón Lagarto. Los platos tenían un hormiguero encima; los vasos, que una vez fueron de cristal transparente, se habían convertido en tazas de café con leche de la roña que tenían, sólo les faltaba poner el sellito del Starbucks y venderlos a 10 euros. Pero bueno, lo mejor de todo era la campana o mejor conocido como campo de fúngidos o plantación de champiñones. Salvando estas nimiedades el camping no estuvo mal por el precio que pagamos y teniendo en cuenta lo que se pagaba en otros hoteles de los alrededores.

Ese primer día lo dedicamos a recorrer la isla con otra típica “chusta-moto”, cómo no, esto se está convirtiendo en tradición. La isla sólo tiene una carretera de 60 km que le da toda la vuelta, así que en unas 3 horas, con sus paraditas a hacer fotos, a comer en una rostisseria móvil de un francés muy simpático y a pegarnos el primer chapuzón, nos encaminamos para el cámping que ya casi eran las 5 de la tarde y ya se nos estaba haciendo tarde (aquí los horarios son muy raros, a las 21h “totes les vaques a dormir”). A las 7 de la tarde nos tumbamos 5 minutillos a leer después de una increíble puesta de sol y esos 5 minutillos se convirtieron en 11 horas de sueño profundo!

Al día siguiente nos levantamos con tanta hambre que casi nos comemos a un polinesio que estaba allí en el camping alquilando kayaks. Tras desayunar, seguimos nuestro periplo isleño y nos adentramos en las entrañas de la isla; entre picos de 1000 metros, a duras penas, la “chusta-moto” escalaba sinuosas carreteras, cual Marco Pantani en sus mejores épocas. Siendo adelantada sin piedad por quads, buggies, 4×4’s, pick up’s llenos de franceses y si nos descuidamos por dos abuelas polinesias haciendo la carretilla, llegamos a un mirador desde dónde se veía media isla y desde allí seguimos una ruta alternativa al circuito turístico para perdernos por un par de pueblos de interior (pueblo a lo mejor es demasiado osado, más bien eran cuatro casas escampadas por la montaña). Un poco más de ruta y de nuevo para el cámping dónde nos esperaban nuestros queridos amigos los mosquitos tigres. Al parecer, ellos tampoco habían cenado la noche anterior y se les antojó un poco de sangre española y sobretodo sangre femenina. A Martina casi hay que hacerle un transfusión. Además son mosquitos tigre edición Chuck Norris. Te pican con pantalones y manga larga, calcetines, chorrito de Autan y espiral antimosquito incluídos, vamos que seguro que eran como mínimo mosquitos vascos. Seguro que si hubieramos dormido con mosquitera la habrían desenganchado y la habrían tirado al mar.

El tercer día fue EL DIA. A las 8 de la mañana en la puerta del centro de submarinismo de nuestro amigo Greg. El plan: Inmersión 1- En busca de los Lemon Sharks, en teoría son unas bestias pardas de 3-4 metros pero que según nuestro amigo Greg son muy mansos y asustadizos, por suerte o por desgracia no los encontramos y sólo buceamos con sus primos pequeños (metro y medio) los Black Tip Sharks, más pequeñajos pero se ve que tienen más mala hostia. En resumen, ESPECTACULAR. Tiburones, tortugas, peces de colores, corales,… Tras la inmersión, un pequeño refrigerio a base de piña y té en el barco. El siguiente destino, y de camino a la segunda inmersión,  fue un banco de arena dónde vivían como veinte rayas de esas que mataron al Caçador de Cocodrils, pero sin ser tan salvajes. Inmersión 2- Más tiburones , más morenas, más peces de colores y más corales, una gozada. Seguro que de las mejores inmersiones que hemos hecho! Por la tarde-noche nos siguieron comiendo los mosquitos.

El  cuarto día, y tras revisar nuestras finanzas, decidimos caminar por la playa, bucear un poquito con las gafas en el arrecife de al lado del cámping  y disfrutar de una fantástica lluvia torrencial desde las 4 de la tarde, PLANAZO. Lo mejor fue conocer a una pareja de jubilados franceses que habían estado en Bali hace 6 meses y nos alegraron la tarde al decirnos que allí se dormía por 7-8 euros la noche!!!!!!

Y  ya estamos en el día de hoy, viernes 29 de octubre. Madrugón matutino para coger el bus a las 6 de la mañana, llegar al ferry, coger el bus en Papeete, llegar al aeropuerto e intentar encontrar Chez Lola, la casa de una tal Lola (personaje dónde los haya) que alquila habitaciones y que mañana por la mañana nos acercará para coger el vuelo hacia Nueva Zelanda, tierra de elfos, enanos, magos y mordoreños!!!!

En resumen, la Polinesia es preciosa, pero aquí todo tiene precio, y un precio muy alto (según nos han dicho es el segundo país más caro, tras Japón). Aún así, ha merecido la pena acercarnos por unos días a este pequeño rincón del mundo tan exótico, lleno de flores y colores.

Besos gordos, seguiremos informando!!!

ALBUM DE FOTOS

7 comentarios en “Polinesia, extraño paraíso

  1. Hola nietos meda mucha alegría de leer lo vuestro a lo largo de los días os pasaran muchas cosas de todos los colores. sobre los mosquitos tenias que haberte comprado un tira chinas y matarlos uno a uno para que no os picaran . dime si comes bastante y si estás bien de salud.Os mando un montón de besos para los dos

    yo estoy muy bien

  2. Yaya!!! sí que lo hiciste bien!! eres una crack!! seguimos estando muy bien, ahora cogemos carretera y manta para ir a ver al Ian, el amigo del papá. Un besito muy fuerte!!
    PD: no sabes lo que daría por comerme un platazo de macarrones bueeeeeeeeeeeeeeeenos!!! y lo que me queda aún!!!!!

  3. Holaaaaaaa..
    Me gusta mucho todo, me dais mucha pena, jaja!
    El resumen, clave again!
    Besos.

    Por Barcelona todo muy bien eh.. nos hemos comido panellets, castanyes y los mocos! Ahora ya cuelgan luces de navidad y mañana llega el Pááápa!

    si si, ese mismo.. el Páááápa de la mina!

    1. Mira que eres gandulaco, un autónomo como tu, gestor de su tiempo no puede dedicar 10 minutillos a la semana a escribir lo que con tanto empeño nos hemos currado!!!
      Un besazo desde Queenstown!!!

  4. Bueno chatos, da bastante palo leer porque he pasado de estar en el paro a trabajar 9 horas + 2 horas para comer + 1h de ida + 1h de vuelta en mi nuevo curro….www.letsbonus.com, una pag web de venta por internet bastante fresca que está creando el dpto financiero y me han fichado para llevar la empresa al éxito (ya que cuando entré en Caprabo, la “vaig enfonsar”).
    Así que he pasado de no trabajar a salir a las 7h de la mañana de casa y volver a las 20h.
    Estoy algo puteado pero es algo temporal, trabajo a 40km de bcn y estamos a la espera de que trasladen el dpto a napoles-aragon.

    Así que es algo temporal que no podré seguiros mucho, pero espero que todo os vaya bien y besitos para los dos y seguir disfrutando!!!

    1. Perruno, tienes que seguirnos que eres el unico de mis amigos que escribe en el blog!!!!! Donde es el curro?? Joder en el letsbonus este podras robar cartera de clientes no??? como llevas tu nuevo bisnes?? si va bien me apunto!!!!!!!!!!!!!!!1
      Un besote!!!!!!!

      1. esto no lo había visto.. como que Jaume es el único de tus amigos que escribe???
        Estoy entre llorar y declararme en huelga de hambre!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s