Bangkok, ciudad de contrastes

Bangkok, cómo nos has descolocado! Qué eres? Una ciudad cosmopolita, vanguardista y civilizada o esto tan sólo es maquillaje y en realidad no eres más que una nube de contaminación y mierda cubriendo legiones de turistas?

La verdad es que tras cinco días y seis noches en la ciudad aún no podemos concluir si nos gusta o no. Por un lado, es un lugar limpio (todo lo contrario de lo que pensábamos), ordenado, frenéticamente divertido, con infraestructuras de primera y con sitios interesantes para visitar. Por el otro, es una ciudad inmensa (más de nueve millones de habitantes), con un calor asfixiante (nosotros hemos estado en la temporada “fría” y al mediodía tocábamos los 34ºC), una contaminación que dificulta la respiración y legiones de conductores de túk-túk dispuestos a timarte en cualquier momento.

El contraste con Tana Toraja era bestial. Nada más llegar, cogiendo el tren que conecta el aeropuerto con el centro, ya nos dimos cuenta de que la idea que teníamos de Bangkok distaba mucho de la real. Estábamos en un vagón rodeados de gente impecablemente vestida, Blackberry en mano, pasando por medio de decenas de rascacielos. ¿Esto era Bangkok?

El hostel en el que nos alojamos, situado en el barrio de Silom, distrito financiero de la ciudad, acabó de cambiar nuestra idea preconcebida de la misma. Nos llevamos una grata sorpresa al comprobar que no tenía nada que ver con nuestra última experiencia hostelera en Sydney! Este era bueno, bonito y barato!!

Bangkok es el centro neurálgico del Sudeste Asiático. Cualquier país que se precie tiene aquí una embajada, lo que la convierte en perfecta base para explorar los países circundantes. Además, esta ciudad tiene todos los ingredientes para que un occidental viva una experiencia asiática sin grandes traumas: metro, skytrain y tren para desplazarse; centros comerciales gigantes con tiendas tan diversas como Zara, Jimmy Choo, Nikon o Lamborghini; immensos cines Imax 3D proyectando películas en inglés; discotecas y bares musicales en cualquier esquina; inabarcables mercados semanales como el de Chatuchak en los que cualquier cosa que exista está a la venta; y restaurantes con gastronomía de todo el planeta.

Pero si hay una zona especialmente preparada para el turismo, ésta es el gueto de Khao San Rd, lugar del que los “bangkokeños” huyeron hace tiempo. En ella, hordas de guiris rosas descansan vaciando tiradores de Chang Beer tras la dura mañana negociando el precio de cinco bañadores Billabong de imitación y siete camisetas de I love Khao San.

Por suerte, Bangkok no es solo esto. El barrio de China Town es sin duda el más fascinante de todos. Solo tienes que adentrarte por una de sus estrechas, oscuras y bulliciosas callejuelas para sentir que estás en un Bangkok totalmente distinto; mucho más auténtico; mucho más asiático.

Dos visitas obligadas a orillas del río Mae Nam Chao Phraya son el Gran Palacio y Wat Pho. El primero se extiende a lo largo de 945.000 m2 y alberga más de cien edificios, y cuya atracción más importante por su significado religioso es el Buda Esmeralda, al que tres veces al año el propio rey le cambia las vestimentas. El segundo es el hogar del Buda Reclinado, una impresionante figura de 46 metros de largo y 15 de alto, bañado en oro.

Ahora estamos en Koh-Tao, contribuyendo, sin sentirnos demasiados orgullosos, al turismo guarro y de masas que prevalece en Tailandia. Volveremos a Bangkok de aquí un mes, tras visitar el resto del país y Myanmar. A ver si por entonces, nos podemos decidir!!

Besos y abrazos para todos!!!

ALBUM DE FOTOS

Un comentario en “Bangkok, ciudad de contrastes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s