Bagan

El autocar se detuvo por enésima vez. Eran más de las dos de la mañana, y a pesar de que llevábamos diez horas intentando pegar ojo sin éxito, no hicimos ademán de movernos de nuestros asientos. Pero esta vez sí teníamos que bajar. El conductor había pasado el parte de los pasajeros del autocar y aunque habíamos oído que a esas horas podíamos tener suerte, todos los extranjeros, sin excepción, debíamos pasar un control de pasaporte y pagar la entrada a la “Zona Arqueológica de Bagan”.

Una hora más tarde llegábamos a una plazoleta de Nyaung U. Éstabamos demasiado rebentados para ponernos exquisitos, así que dijimos que sí al primer hombre que nos ofreció llevarnos en carro de caballos a un hotel cercano. La habitación era terriblemente deprimente pero disfrutamos de unas horitas de sueño reparador que nos cargaron las pilas para lo que nos esperaba!

Bagan es un lugar mágico, impresionante, enigmático, sobrecogedor, único y tremendamente bello. Y ni con todos estos adjetivos, ninguno gratuito, somos capaces de describir cómo nos ha cautivado.

La época dorada de Bagan comenzó en el año 1057, con la conquista de Thaton, y su declive se produjo con la invasión de los mongoles en 1287. Pero en tan sólo estos 230 años, el fervor religioso de sus succesivos reyes les llevó a construir más de 4.400 templos budistas de ladrillo rojo. Con los años, la dejadez, la erosión, el expolio y sobretodo un terrible terremoto en 1975 han hecho que la cifra se haya reducido casi a la mitad.

La zona de Bagan ocupa más de 41 quilómetros cuadrados, por lo que podríamos haber pasado días y días perdiéndonos entre los preciosos templos, pero por suerte este país tiene muchas otros lugares interesantes y por desgracia solo teníamos diecisiete días para verlos. Así que el primer día hicimos un recorrido con carro de caballos por las pagodas más importantes y el segundo nos aventuramos con un par de bicis y visitamos lugares menos populares, completamente solos.

Durante todas las horas del día es un lugar fascinante, pero al caer la luz del sol y subir a lo más arriba de uno de los templos, nos convertíamos en personajes de un cuento. La vista se nos perdía durante largos ratos en la inmensidad del paisaje…

ALBUM DE FOTOS

Un comentario en “Bagan

  1. Hola de nuevo, nosotros acabamos de recorrer los templos de Angkor Wat, en Camboya y nos han encantado. Seguro que en breve tenéis la oportunidad de visitarlos y nosotros pasaremos por Bagan… ¡Seguro! Y más tras leeros y ver las fotos… (Qué fotón la última Sergio)

    Hasta pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s