Sobre Myanmar

Ya estamos aquí de nuevo!!

Durante nuestra estancia por Myanmar no hemos encontrado una conexión que nos permitiera actualizar el blog, así que ahora subimos todos los posts que hemos ido escribiendo durante estos días.

Myanmar (según la UE, o Birmania -como los ingleses renombraron el país durante su colonización- según la ONU) se encuentra bajo una dictadura desde el año 1962, siendo ésta la más larga del mundo. Actualmente es uno de los 50 países más pobres y el último en ayuda humanitaria per cápita anual (reciben menos de $3, mientras que la media está en $58).

En los años 90, el país se empezó a abrir al turismo, y desde entonces el dilema de si es mejor visitarlo o hacer boycott al gobierno sigue planteándose.

Los motivos por los que no ir son bastantes y poderosos. En 1990 Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz en 1991, ganó por un 82% las primeras elecciones democráticas de las tres últimas décadas, pero el gobierno dictatorial nunca reconoció el resultado y desde entonces la líder política se encuantra bajo arresto domiciliario. Ella pide a los extranjeros que no visiten el país, puesto que de hacerlo se está dando aprovación al régimen de algun modo.

Otro punto a tener en cuenta es que el gobierno no permite acceder a algunas áreas de la geografía del país, en especial donde se encuentran grupos minoritarios. Hay otras zonas para las que se requiere un permiso especial que engorda directamente las arcas del gobierno o a las que tan solo se puede acceder por aire, con compañías aéreas vinculadas al Estado.

Además, muchos de los lugares más visitados requieren el pago de una entrada, que obviamente va para el gobierno y muchos de estos sitios han sido desarrollados para el turismo usando trabajos forzosos. En el caso de Old Bagan es aún más escandaloso: en 1990 los dictadores realojaron forzosamente a todos sus habitantes hacia New Bagan para adecuar la zona para el turismo.

Sin embargo, hay también muchas razones por las que visitar este país, y claro está que a nosotros nos han pesado más que las anteriormente expuestas. La primera y quizás más egoista de ellas es que “La Tierra del Oro” es un país fascinante, con una riqueza arqueológica magnífica, unos paisajes impresionantes, unas pagodas preciosas, un caleidoscopio de más de 125 grupos étnicos y una gente tremendemente amable.

Siendo cuidadoso, puedes conseguir que el 80% del dinero que dejas en el país vaya dirigido al sector privado, escogiendo hoteles no gubernamentales, viajando en la medida de lo posible con autobuses privados y esquivando algunas entradas a lugares de interés. Por lo menos, desde 2003 el gobierno ya no exige que a la llegada cambies $200 por billetes FEC (Foreign Exchange Certificates)…

Otro motivo muy importante es que visitando el país estableces con los birmanos un intercambio de información. Los turistas vemos la realidad de su día a día y podemos compartirlo con el mundo, mientras que ellos, con una comunicación externa muy controlada, pueden recibir noticias del exterior  y no se sienten tan olvidados. Además, en las zonas en las que hay extranjeros es menos probable que se violen derechos humanos.

Los myanmas son una gente increiblemente hospitalaria. El hecho de que el número de turistas sea bajo nos deja en una posición de “rareza” y no pasan tres segundos sin darte cuenta de que tienes los ojos de alguien clavados en ti. En cuanto respondes con una sonrisa, se muestran agradecidos y muy felices, cosa que nos hace sentir un poco extraños pero muy bien. La gente nos pide tímidamente si se pueden hacer fotos con nosotros, cuchichean entre ellos divertidos al vernos pasar y los niños salen a saludarnos desde las ventanas. Esta mañana (Bagan), íbamos en bici cuando nos hemos parado debajo de unos árboles a beber un poco de agua, bajo la atenta mirada de un grupo de niñas. Patosa como soy, se me ha resbalado la botella de las manos y al caerse al suelo se ha llenado de arena y porquería. Una de las niñas, al ver que yo no sabía como colocar la botella en la cesta de la bici para que no se ensuciara la mochila, se ha apresurado a cogerla, con intención de limpiarla con su blusa. Imaginad la cara que hemos puesto los dos, diciéndole incrédulos que no lo hiciera!!

Dicho esto, hemos procurado visitar este increíble país de la manera más responsable posible y nos alegramos muchísimo de la decisión tomada!!

2 comentarios en “Sobre Myanmar

  1. Hola parella, me´n alegro que hague dsfrutat del país. Jo la veritat és que vaig quedar encantat i espero tornar per a descubrir la part que em falta. Ara estic per Malaysia on he descobert el fascinant món del buceig i seguiré les vostres recomanacions e intentaré fer-ho a les Galapagos 🙂

    Continueu disfrutant i estem en contacte.

    1. Nen!! buf, vam marxar enamorats del país… i és d’aquells que segur que hi tornem perquè val la pena perdre’t bé!
      Què guai el submarinisme!!! ja t’has enganxat a una droga de per vida, quedes avisat!! jajja
      Després de Malaysia cap a on vas??
      T’anem seguint la pista 🙂
      Molts petons!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s