Reissued

REISSUED.
Your ticket must be REISSUED.
Your ticket is not longer valid, so your travel agency must REISSUE a new one.
If you don’t REISSUE a new ticket we can’t let you fly.

REISSUED, REISSUED, REISSUED, REISSUED, REISSUED, REISSUED…

Han transcurrido 48 largas y estresantes horas después de que la manager al cargo de nuestro vuelo con Cathay Pacific pronunciara esta palabra por primera vez y aún no sabemos qué coño significa!!!

El pasado sábado 13, a las 5 de la tarde, cogimos nuestro último tren indio, que nos llevó, en un trayecto de 17 horas, de Jaisalmer a Delhi. Teníamos un vuelo a las 11 y pico de la noche para irnos a Hong Kong, y como la capital nos resulta una de las ciudades más desagradables que hayamos pisado, decidimos que, aunque quedaran más de doce horas, preferíamos pasarlas en el aeropuerto. Y así lo hicimos, sumando horas a nuestro cómputo de in transit.

A pesar de que en los trenes indios se duerme de lujo (y más si tus compañeros de compartimiento no son locales, no nos engañemos), cuando llegamos al aeropuerto llevábamos 40 horas sin ducharnos, y encontrar un SPA en la terminal fue mejor que divisar un oasis en el desierto. Gozamos de la mejor ducha de todo el viaje, y esta fue la calma que precedió a la tempestad.

A las 19.30 horas, cuando abrieron los mostradores de Cathay, fuimos los primeros en facturar. Bueno, mejor dicho, en intentarlo. La ilusión que siempre nos acompaña al dirigirnos a un nuevo destino se desvaneció en unos segundos, los que el personal de la compañía aérea tardó en pronunciar REISSUED.

No hubo ni un solo elemento a nuestro favor. Estábamos intentando razonar con una mujer india, y si alguna vez habéis hablado seriamente con un indio (no basta con dar una negativa al perpetuo ofrecimiento de “My friend! Cold water, cigarettes, money change…”) sabréis que se caracterizan por ser cuadrados de mente, y esto fue un factor determinante. La mujer en cuestión nos dijo que debíamos hablar con la agencia que nos tramitó el billete de la vuelta al mundo, con oficina en Londres, y no podía ser otro día que domingo, así que obviamente nadie cogía el teléfono. Intentamos contactar con alguien, quien fuera, en Londres, para a ver si les podían explicar a la gente de Cathay que el problema era interno, pero para ello necesitábamos Internet, y obviamente, conseguir conexión era otra odisea. ¿Que no tienes móvil indio? Pues nada, no hay ni un solo punto en todo el gigantesco aeropuerto donde puedas acceder a la red. Así que nos tocó ir mendigando a una docena de indios si nos podían prestar su móvil. Pero todo esfuerzo fue en vano.

Y tras cuatro horas de llantos, discusiones, corazones acelerados y una enorme dosis de impotencia corriendo por nuestras venas, no hubo manera de hacer entrar en razón a esa mujer, la única con potestad para dejarnos subir al avión. Nos habían metido en una laberíntica pesadilla y cada vez que encontrábamos una puerta de salida nos chocábamos con un immenso REISSUED que no nos dejaba escapar.

Eran las doce de la noche cuando, descompuestos, abandonábamos el aeropuerto, y volvíamos a Paharganj, de todas las zonas de Delhi, la más desagradable, deprimente y asquerosa, pero la única donde a estas horas podíamos encontrar alojamiento. Dos horas más tarde, el agotamiento y la tensión acumulada nos sumergieron en un sueño profundo. Los que me conocéis sabéis de mi fobia a los gatos; aquella noche, miles de ellos me atacaron en sueños.

Nos despertamos ansiosos, solo queríamos marcharnos de allí, pero teníamos que esperar: en India íbamos cuatro horas y media por delante de Inglaterra, así que hasta las 12.30 nadie nos iba a coger el teléfono en Londres. La primera respuesta de la agencia fue optimista y tranquilizadora: “Esto ha sido un malentendido, ahora hablamos con Cathay Londres y lo solucionamos. Esta noche podréis volar.” Pero fueron pasando las horas y cada noticia era más desalentadora… Los de Cathay pedían a la agencia que solucionara un problema que ellos mismos habían creado, y todo el mundo parecía entenderlo menos ellos.

Mientras toda la ciudad hacía volar cometas desde sus tejados para celebrar el día de la Independencia India, nosotros nos pasamos el día de cibercafé en cibercafé, de locutorio en locutorio, y cuando ya no podíamos más decidimos aplicar la máxima del Dalai Lama: “Si un problema tiene solución, no te preocupes. Si no la tiene, tampoco.” Y, con una cerveza en la mano, empezamos a ver las cosas de otra manera. Hasta que un ratón se paseó por nuestros pies. “QUEREMOS IRNOS DE AQUÍ!!!!!!!!”

Fueron pasando las horas y nadie nos decía nada, así que asumimos que debíamos pasar otra noche de pesadillas y depresión en Delhi. Hasta que, de pronto, la melodía de Manel nos sobresaltó. Llamaban desde Londres. Parecía que se había solucionado el problema y si queríamos podíamos coger el avión. Faltaban dos horas para que saliera el vuelo. Realmente teníamos que correr. Recogimos nuestras cosas, llamamos a un taxi y le pedimos que corriera como si le fuera la vida en ello.

Cuando conseguimos convencer a los tíos con metralleta que custodiaban las puertas de la Terminal de Salidas de que necesitábamos entrar, y con urgencia, a pesar de no tener ningún papelito que lo demostrara, faltaba una hora para que nuestro avión despegara. Parecía que lo habíamos conseguido, íbamos a volar!! Pero, ZAS!! Otra vez, un REISSUED nos golpeó en toda la cara.

“¿Pero me está diciendo que nos van a dejar en tierra otra vez?”

“Sí madam, mucho me temo que hasta que vuestra agencia no REISSUE un nuevo billete, sí.”

“¡¡Pero si nos han llamado diciendo que ya lo habían REISSUED!!

REISSUED, REISSUED, REISSUED, REISSUED, REISSUED, REISSUED…

Llamadas, más llamadas. Esta vez ya pusimos en contacto directamente a Jackie (nuestra travel agent) con Juan Antonio San Epifanio, EPI para los amigos (parece ser que después de retirarse del mundo del baloncesto, decidió irse a la India y pasarse al de las aerolíneas). Y tras unos minutos más de agonía, por fin, nuestro billete fue REISSUED!!!

Pasamos los controles de pasaporte y equipaje de mano lo más rápido posible y casi sin creérnoslo, subimos al avión. Pero la India no quería dejarnos ir, y cuando íbamos a despegar, uno de los motores del Boeing 747 va fer llufa, lo que supuso tres horas encerrados en el avión. Pero nos daba igual, estábamos dentro, ningún REISSUED nos podía echar.

5 comentarios en “Reissued

  1. Deudeldeudeldeu, s’hauria de dir deumeudeumeudeumeu. Espero que sapigueu lo que vol dir REISSUED ja….sino, ahi va una pequeña ayudita de Wikipedia!

    A reissue (also known as a re-release or re-edition) is the repeated issue of a published work. In common usage, it refers to an album which has been released at least once before and is released again, sometimes with alterations or additions.

    Enjoy the rest!!! 🙂

    1. Monguis!!!!! Ni amb la wikipedia ni amb res de res, el concepte de REISSUED de Cathay no l’entenen ni ells!!!! jajajjajaja Vaia cap quadrats, tu i jo juntes haguéssim matat a algú!!! Petonarros!!!!!

  2. La aventi es buena. Reissue quiere decir “re-emitir” (el billete), supongo.
    Igual en la India y ciertos paises es todavia conveniente hacer la vieja historia de CONFIRMAR el billete 24 o 48 horas antes de la partida.
    Menos mal que ya estais en HK, allñi no hay ratas pero si que comen pinchitos de escorpiones a la brasa. ¿Qué preferís?
    Besos

    1. No, papà, no era un tema de confirmar el billet… bé, encara ni nosaltres ni els de l’agència de Londres entenen què coi volien els de Cathay i perquè ells mateixos s’havien liat d’aquesta manera… però el que està clar és que ni nosaltres ni els de l’agència haviem tingut res a veure en tot allò… Segurament va ser una tia de Cathay de Bangkok que ens va canviar les dates, tal i com li vam demanar, però no va fer bé el canvi… En fin, que ja estem a HK, i demà entrem a la Xina més xinesa!! Un petonàs!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s