De ruta por Mongolia: Part II

Aunque no nos hubiéramos ido nunca del lago Khövsgol, teníamos que seguir nuestra ruta, dejando atrás la taiga para encontrarnos con las estepas de la Mongolia Central. Dos días de conducción por infinitos paisajes vírgenes solo salpicados de vez en cuando por jinetes a lomos de su caballo nos llevaron hasta la provincia de Arkhangai, situada en la ladera norte de las montañas Khangai. En ella se encuentra el Parque Nacional de Khorgo – Terkhiin Tsagaan Nuur, que protege los alrededores del lago Terkhiin Tsagaan.

Este lago, conocido en inglés como The Great White Lake, quizás no es tan grande como el Khövsgol ni está rodeado de frondosos bosques y una cordillera de crestas permanentemente nevadas, pero es uno de esos lugares en los que te invade una paz interior bestial. Viendo como las nubes, reflejadas en sus tranquilas aguas, se iban volviendo rosáceas con el sol del atardecer, sentados en la hierba delante de nuestro ger, completamente solo en kilómetros a la redonda, mientras una manada de caballos salvajes galopaba a escasos metros de nosotros, deseamos que el tiempo se parara.

Terkhiin Tsagaan fue formado por una erupción volcánica que tuvo lugar hace miles de años, por lo que el entorno del lago es precioso. Y para explorarlo no dudamos ni un minuto en repetir nuestra experiencia con los caballos! Al trote y atravesando lo que un día fueron ríos de lava, nos acercamos hasta el volcán Khorgo, desde donde tuvimos unas increíbles vistas de todo el valle y el lago.

Desafortunadamente, de aquí también llegó el momento de marcharse, para seguir hacia el sur hasta Tsenkher, donde pudimos disfrutar de unas aguas termales al aire libre (bastante rudimentarias pero muy necesarias -ese día disfrutamos de nuestra segunda ducha!-). Intentado aguantar la altísima temperatura del agua (42ºC), vimos como se ponía el sol detrás de una verde colina.

La mañana siguiente amaneció fría y gris, y mientras desayunábamos la niebla se fue apoderando del paisaje, hasta que, al cabo de una hora de haber salido en dirección Kharkhorin, empezó a nevar, y de qué manera! La furgo rusa demostró estar hecha a prueba de bombas, y a pesar de pegar algún que otro derrape y sufrir por no ver más allá de un palmo, finalmente llegamos a nuestro destino.

Muertos de frío (la temperatura había bajado de repente estrepitosamente) visitamos Erdene Zuu Khiid, el primer monasterio budista de Mongolia, fundado en 1586. Tuvo entre 60 y 100 templos, unos 300 gers dentro de las paredes y, en su momento más álgido, mil monjes en residencia. Pero este monasterio tampoco sobrevivió a las purgas stalinistas del 1937, las cuales resultaron en la destrucción de todos los templos del monasterio, excepto tres. Por suerte, un gran número de estatuas, máscaras de ceremonias religiosas y thangkas (pinturas budistas) fueron salvaguardadas (seguramente con la ayuda de algunos oficiales militares benevolentes que permitieron que dichos objetos fueran enterrados en montes de los alrededores). Al llegar a nuestro ger volvía a nevar, así que decidimos quitarnos el frío del cuerpo haciendo una guerra de bolas de nieve como niños pequeños!

Al día siguiente todo estaba precioso, y los blancos gers no se distinguían del suelo, pero seguimos bajando hacia el sur y poco a poco la nieve fue desapareciendo, para dar paso de nuevo a los verdes y marrones de las estepas. Hacia la tarde llegamos a Orkhon Khürkhree, una bonita cascada situada en un entorno idílico: una garganta de 22 metros de profundidad repleta de pinos anaranjados.

Y casi sin darnos cuenta, dejamos atrás los paisajes del centro de Mongolia y nos dirigimos hacia otro escenario completamente distinto: el Gobi. Al contrario de lo que quizás mucha gente cree, solo el 3% de la superficie total del Gobi son dunas de arena, mientras que el resto de este inmenso desierto de 612.000 km2 son llanuras infinitas solo rotas de vez en cuando por cañones y pequeños oasis verdes donde reina un silencio abrumador.

Entramos al Gobi por la provincia de Ömnögov, la más grande de todo el país pero con una densidad de población de tan solo 0,3 personas por kilómetro cuadrado; nada extraño teniendo en cuenta que recibe un promedio anual de lluvias de solo 130mm al año y que la temperatura media en verano es de 38ºC. Nuestro primer destino fue Khongoryn Els, unas impresionantes dunas, de 300m de altura, 12km de anchura y 100km de largo, a las que llegamos como un buen nómada del desierto: en camello, criatura divertida donde la haya! Desde abajo parecía fácil, pero subir hasta arriba del todo de las dunas -tras varios amagos de aborto de misión- requirió casi una hora de sudor y lágrimas! Eso sí, las vistas no tenían precio y bajar pegando saltos como locos tampoco!

Nos habíamos cruzado Mongolia de norte a sur, pero poco a poco nuestro tour por el país se iba terminando y teníamos que emprender nuestro regreso hacia Ulaanbaatar. Por el camino, cruzando el aimag más septentrional del Gobi, Dundgov, hicimos noche en Bayanzag, unas impresionantes formaciones rocosas de arena roja conocidas como “Flaming Cliffs” en las que se encontraron en 1922 un gran número de huesos y huevos de dinosaurio, en Tsagaan Suvraga, otra zona de extrañas formaciones rocosas blancas de 30m de altura, y en Baga Gazryn Chuluu, una gran área de rocas de granito en medio de llanuras polvorientas convertida en sitio de peregrinación.

Con un callo enorme en el culo y tras pasar por el tren de lavado, decidimos limpiar el polvo acumulado en nuestras gargantas a base de solomillo y Viña Esmeralda en uno de los mejores restaurantes de la capital. De esta manera se disolvía La Compañía del Anillo: Marco seguía sus aventuras rumbo Siberia, Meni y Avital cambiaban los caminos de tierra de Mongolia por las playas de Tailandia, Rich iniciaba su nueva vida en Guatemala y sí, nosotros, tras 363 días hemos vuelto a casa.

ALBUM DE FOTOS I

ALBUM DE FOTOS II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s